CÁRITAS: Uno de cada 5 españoles vive en riesgo de pobreza

Uno de cada 5 españoles vive en riesgo de pobreza

Por segundo año consecutivo, la población en riesgo de exclusión se mantiene estable. Según la Encuesta Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), realizada la pasada primavera con los ingresos económicos de los hogares en 2015, el riesgo de pobreza afectaba ese año al 22,3% de los ciudadanos, frente al 22,1% de 2014. Esto quiere decir que prácticamente uno de cada cinco españoles vivivía en 2015 con menos de 1.436 euros al mes en el caso de un matrimonio con dos niños o de 684 euros para los hogares de una persona.

El porcentaje de personas afectadas por el riesgo de pobreza, sin embargo, es mayor si se toma en cuenta el indicador Arope (At Risk of Powerty or Social Exclusion), el baremo que utiliza la Unión Europea (UE) en su estrategia 2020. Dicha estrategia plantea, entre otros objetivos, reducir la pobreza en 20 millones de personas en todo el continente.

Según esta forma de medición, el riesgo de exclusión se extendió en 2015 al 27,9% de la población. La tasa es mayor porque el indicador Arope tiene en cuenta, además de la renta, otras variables, como los niveles de empleo de los distintos miembros de la familia o la capacidad de los hogares para afrontar determinados gastos, como el alquiler de una vivienda o la calefacción en invierno.

Pese a que el porcentaje de la población en riesgo de exclusión teniendo en cuenta este indicador sigue siendo elevado, no alcanza la cifra récord de 2013 (29,2%) y ha caído en 2015 casi un punto (siete décimas) con respecto al año anterior.

Menos pobreza severa

Este dato mejora con respecto al año pasado gracias a la bajada de dos de los componentes del baremo europeo: el número de hogares que sufren carencia material severa (que disminuye del 6,4% de 2014 al 5,8%) y el porcentaje de familias en paro o con baja intensidad en el empleo (que mejora al pasar del 15,4 al 14,9%).

La situación de extrema pobreza también baja por segundo año consecutivo y afecta al 2,1% de la población, una décima menos que el año anterior. Se trata de personas que reúnen todos los elementos que determinan la exclusión social, como contar con ingresos por debajo del umbral de la pobreza, baja intensidad en el empleo y carencia material severa. Para el Ministerio de Economía, que valoró este martes estos datos, la caída de la extrema pobreza va «en coherencia con la evolución de la economía española y sobre todo, con las cifras de creación de empleo».

Aumenta la renta

Por primera vez desde 2009 los hogares españoles experimentaron un aumento de sus ingresos. En 2015, se situaron en una media 2.227 euros al mes, lo que supuso un incremento del 2,4% respecto al año anterior.

El INE recuerda que tasa de riesgo de pobreza mide cuántas personas tienen menores ingresos que el conjunto de la población. A ese segmento de la población se la considera en riesgo de pobreza, un término que permite medir la desigualdad. Según los datos del INE, en 2015, el 22,3% de los ciudadanos estaban en el umbral de riesgo de pobreza porque su capacidad económica estaba por debajo del 60% de la mediana de los ingresos. La mediana es el valor que, ordenando a todos los individuos de menor a mayor ingreso, deja una mitad de los mismos por debajo de dicho valor y a la otra mitad por encima.

Según el Ministerio de Economía, el leve incremento del porcentaje de la población bajo el umbral de la pobreza «no supone que se haya producido necesariamente un empeoramiento de la situación económica» de estas familias, pues ya tenían esas mismas condiciones antes de realizarse la encuesta.

Desde Cáritas Española, sin embargo, advierten que si bien «la leve mejoría del empleo hace que mejore las cifras de la renta media de los hogares españoles no lo hace con la suficiente fuerza como para que no deje de empeorar las condiciones de un sector importante de la población de nuestro país». «El deterioro de una parte de la población es muy grave», puntualiza a ABC Guillermo Fernández, del Equipo de Estudios de Cáritas Española.

Bajo nivel de estudios

El perfil de los ciudadanos en riesgo de exclusión que se desprende de la encuesta del INE es el de una persona con un nivel educativo equivalente a la primera etapa de Educación Secundaria (29,2%), que vive en un hogar formado por un adulto con hijos dependientes a su cargo (42,2%) y en el paro (48,5%).

Según la nacionalidad, el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza era del 52,1% para las personas cuya nacionalidad no era de un país de la UE.

La infancia, muy vulnerable

Según el indicador europeo Arope, la infancia sigue siendo el segmento más vulnerable de toda la población, con un 31,7% de menores de 16 años en riesgo de pobreza, un 1,7% menos que un año antes. La precariedad aumenta, en cambio, entre los mayores de 65 años y por segundo año consecutivo, al pasar del 13,7% al 14,4%.

«Si bien estamos ante un escenario de estabilidad porque no hay grandes cambios en los porcentajes hay algunos grupos que han experimentado un empeoramiento llamativo de su situación, como los mayores de 65 años, los parados o los hogares monoparentales», indica a ABC Gabriela Jorquera, coordinadora en Madrid de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN). Para esta experta, el porcentaje de riesgo de pobreza entre la población infantil «sigue siendo demasiado elevado».

No llegan a final de mes

En general, la encuesta del Instituto Nacional de Estadísticas revela una disminución de las dificultades económicas de los hogares. Baja el número de familias que no tiene capacidad para hacer frente a gastos imprevistos, que no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año o que tiene retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal.

Solo aumenta el número de familias que admite tener mucha dificultad para llegar a fin de mes, al pasar del 13,7% de 2014 a 15,3% en 2015.

Para el Ministerio de Economía se trata de una «percepción subjetiva», ya que en la contabilidad nacional, «el consumo de los hogares aumenta». «Por tanto, es posible que en parte este resultado responda a un mayor gasto de los hogares, fruto de la mejora de la confianza de los consumidores que indican las encuestas», explica la nota de la cartera que dirige Luis de Guindos.

Canarias, en peor situación

La pobreza no afecta a todas las comunidades autónomas por igual. Teniendo en cuenta el indicador europeo Arope, el 44,6% de los canarios están en riesgo de exclusión. Le sigue de cerca Ceuta con el 41,9%, Andalucía (41,7%) y Castilla-La Mancha (37,9%). Por contra, Navarra es la comunidad donde la población está menos afectada por la pobreza, con un 13%, seguida del País Vasco (15,9%) y La Rioja (17,4%).

FUENTE: http://www.abc.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s