MORAOS

Sede Canónica: Iglesia de Ntra. Sra. de La Paz

Casa de Hermandad: Casa museo de “Los Moraos” situada en la calle Jesús, Nº 16. HORARIO DE LA CASA MUSEO: INVIERNO: Viernes de 18:30 a 20:30 horas. Domingos de 10:30 a 13:30 horas. VERANO: Viernes de 19:30 a 21:30 horas. Domingos de 10:30 a 13:30 horas.

Horario de salida: Al primer rayo de luz del Viernes Santo.

Itinerario: Plaza de la Paz, C/ de Jesús, Plaza de Santa María, C/ Arenas, C/ Nueva, C/ Arquitecto Miguel Fisác, C/ Estación, Plaza de San Pedro, C/ José Ruiz de la Hermosa, C/ General Espartero, Plaza de España, C/ Mártires, C/ Arenas, Plaza de Santa María, C/ de Jesús y Plaza de la Paz.

Lugares recomendados del itinerario: Salida de Nuestro Padre Jesús Nazareno, encuentros del Titular con la Virgen del Primero Dolor y la Verónica en Plaza de Santa María y C/ Arenas con C/ Molinos, y al regreso, subida por la Calle Jesús.

Nombre completo de la Hermandad o Cofradía: Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Fecha de Fundación: Hay constancia de que la Cofradía existía en 1598. Fundada en torno al gremio de los Labradores.

Numero de Hermanos al 31 de Diciembre: 4760

Pasos: Niño Jesús (autor y fecha desconocido); Coronación de Espinas (Dario Fernández Parra, 2015); Jesús ante Pilatos (José Rabasa Pérez, 1.957) Jesús ayudado por el Cirineo (Faustino Sanz Herranz, 1.984) Jesús Consuela a las Mujeres de Jerusalén (Faustino Sanz Herranz, 1.973) Verónica (Francisco de Pablo, 1.942) Nuestro Padre Jesús Nazareno (Autor y fecha desconocido) y Virgen del Primer Dolor (Luís Álvarez Duarte, 1.990).

Indumentaria: Túnica, capillo (de algodón, ruán o vichí) y guantes de color morado, cordón y medalla al cuello, calzado negro, ciñendo al cuello y a la cintura cordón de cerda blanca y negra, cayendo el cíngulo del lado derecho, en el capillo corona de espinas natural y portando una cruz de hierro o madera, en color negro sobre el hombro izquierdo.

Presidente: Don Vicente Astillero Ortega.

Hermano Mayor: Don Antonio Rivera Sánchez Camacho.

Composiciones musicales: “Le llamaron Nazareno” de D. Juan Carlos Martín-Consuegra Céspedes para banda de Cornetas y Tambores; y para Banda de Música las siguientes: “Virgen del Primer Dolor” de D. Luís Carlos Martín Martín-Consuegra, “Es mi Jesús” de D. Antonio Ruiz Cabrera y “El Niño Perdido” del Sacerdote D. Joaquín Sedano.

Forma de portar los pasos: 

Niño Jesús: Se desconoce tanto la fecha de su realización como el autor del mismo, pero ya en las ordenanzas de 1766 y en su ordenanza segundas, se habla que la Cofradía poseía dos imágenes a parte de la del titular, que son la imagen de la Virgen y la del Niño Jesús. Con el paso del tiempo la imagen ha sufrido varias restauraciones; se tiene conocimiento que en Junio de 1962 fue restaurado por Don José Rabasa Pérez, posteriormente en 1987 es restaurado por el autor de las actuales andas. Ya a principios del año 1993 volvía a ser restaurado por las Reverendas Madres Mínimas de Daimiel, y actualmente en el año 2012 es restaurado por la restauradora gaditana, Doña Esperanza Fernández Cañero, en su taller que se encuentra ubicado en la capital hispalense. La imagen desfila en la procesión del Viernes Santo vestido con túnica de terciopelo morado bordado con hilo de oro, obra de las Reverendas Madres Carmelitas Descalzas en el año 1984, con cíngulo de cerda, corona de espina y cruz entre las manos, representado que Jesús ya desde su infancia era conocedor del destino que le tenía deparado el Padre. 1989 año en las que estrenó las actuales andas siendo obra de Don Manuel Feria del Río. En la procesión del Corpus Christi del año 2016 la Imagen del Niño Jesús, volvió a procesional en sus antiguas andas de madera con cúpula como lo hacía años atrás, siendo recuperadas y dispuestas gracias al gran trabajo altruista de los hermanos, portado sobre el hombro de 12 hermanos.

Coronación de Espinas: Conjunto artístico formado por seis esculturas, obra de Don Darío Fernández Parra en el año 2015. Este nuevo misterio de Coronación de Espinas de Ntro. Padre Señor Jesucristo sustituye al anterior que data de los años sesenta del pasado siglo realizado por Don José Lozano Roca. El actual lo conforman seis imágenes, con una principal, Jesucristo sentado, maniatado, flagelado y con la clámide puesta sobre un hombro, acompañado de seis por dos soldados romanos y tres sayones judíos. La escena representada refleja el instante preciso en que Cristo, es coronado de espinas por un soldado romano que alzando las enredadas y afiladas púas se dispone a colocarlas en la cabeza de Ntro. Padre Jesús. Un sayón judío está prevenido para nada mas ser colocada la corona proceder a golpe de palo a su ajuste y otro soldado romano sentado en el suelo se prepara para ofrecer una caña que sirva de cetro al recién coronado “rey de los judíos”. EL resto de la acción lo complementan otros dos sayones que en actitud de falsa sumisión, de rodillas e incluso con uno de ellos con los brazos igualados en alto, se burlan claramente tratando de ridiculizar lo más posible a Jesucristo. Este misterio, ha sido realizado íntegramente por el escultor imaginero sevillano Darío Fernández Parra y en el se incluyen seis figuras de talla completa, de bulto redondo, realizadas en madera de cedro, policromadas siguiendo la técnica tradicional de empleo de óleos, pigmentos y cera natural. Los apliques que luce el trono sobre el que desfilan las imágenes son obra de Don Faustino Sanz Herranz, portado por 8 hermanos.

Jesús ante Pilatos: La Cofradía poseía este paso obra de Don Francisco de Pablo quedando totalmente destruido en la guerra civil; varios años después y con el afán de recuperar lo que se poseía antes de 1936, se estudió la posibilidad de adquirir este paso aunque se barajo también la posibilidad de que fuesen el paso de Coronación de espinas o el paso del Prendimiento. Para ello la Junta Directiva se puso en contacto con varios imagineros para que envíen bocetos y precios, entre ellos, Don Federico Coullaut y Valera, Don Antonio Castillo Lastrucci, Hija de Don Francisco de Pablo y Don José Rabasa Pérez, seleccionando a este último el 14 de diciembre de 1953. Este paso desfila por primera vez en la Semana Santa de 1957, montando el mismo Don José Baeza Herreros y Don Julio Aguirre, el trono es del mismo autor en madera estucada y repujada en pan de oro. En 1987 encontrándose el dosel en mal estado, se cambia por otro nuevo por las Reverendas Madres Carmelitas Descalzas. A finales de 1995 y principios de 1996 se restauran las imágenes por estar en mal estado, este proceso fue realizado por Don Suso Dorrego, cambiando a su vez el suelo del paso asemejándolo al de un patio romano. Ya entrado en siglo veintiuno después de Cristo. en el año 2007 es sustituido el sitial y dosel, y el suelo del paso por estar en mal estado, siendo realizado el nuevo sitial y suelo del paso por Don Luis Priego Priego, licenciado en Bellas Artes en la especialidad de Restauración. Recientemente el misterio ha sido restaurado por Don José María Leal Bernáldez y Doña Esperanza Fernández Cañero, recuperando la policromía original, portado por 8 hermanos. En 2020 se reformo el paso “construcción de una nueva sede, más acorde a la que debería tener Pilato”. por el imaginero Eduardo Sánchez Aranda, Alberto Fernández, Carlos y Miguel Doradores

Jesús ayudado por el Cirineo: Último paso adquirido por la cofradía, haciendo su primer desfile procesional en el año 1984. El conjunto escultórico fue encargado el 20 de mayo de 1983 por la Cofradía a Don Faustino Sanz Herranz, formado por seis imágenes, que representan a Jesús caído cargado con la cruz y a Simón De Cirene ayudándole a llevarla, además aparecen un miembro del Sanedrín que porta la sentencia, un soldado romano, una samaritana y un niño hebreo. El trono es realizado por Don Antonio Rivera Sánchez Camacho, si bien todos los apliques y las tallas ornamentales que lo configuran son obra del autor de las imágenes. Estos apliques están realizados en madera de nogal así como también los artísticos colgantes con motivos de frutas que se encuentran en el trono, portado por 8 hermanos.

Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén: Por el gran crecimiento de la Cofradía en poco tiempo se ve la necesidad a primeros de los años 70 de adquirir un nuevo paso, la Junta Directiva acuerda adquirir el paso “Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén”, para realizar dicha obra se escoge a Don Faustino Sanz Herranz que en junio de 1972 entrega diversos bocetos a la Cofradía, la Junta no conforme con ninguno de ellos, acuerda que el grupo escultórico a realizar se haga similar a la estación del Via Crucis, que recrea esta escena en la Parroquia de Santa María la Mayor, enviándole entonces una fotografía al Señor Sanz Herranz. Una vez obtenida la aprobación del Señor Obispo para la adquisición del paso, es el 15 de diciembre de 1972 cuando se envía el contrato firmado a Don Faustino Sanz Herranz en donde figura una cláusula para entregar el paso en la próxima Semana Santa. Desfiló por primera vez en la Semana Santa de 1973 compuesto por cinco imágenes: Jesús cargado con la cruz consolando a un grupo de tres mujeres, y un saldado romano contemplando la escena, todas realizadas en madera de pino de Valsaín con un tamaño de 1,70 de madera seca completamente limpia de nudos. Las figuras están tratadas a la cera virgen, patinadas con talco y tierra verde, destacar que todo es tallado en bloque incluso las manos. Todas las tallas están realizadas en madera de pino Valsaín, siendo la madera completamente limpia de nudos y estando tratada a la cera virgen, patinadas con talco y tierra verde. El trono en un principio liso se transforma en el año 1985 por Don Antonio Rivera Sánchez Camacho añadiéndole apliques del paso de Jesús ayudado por el Cirineo, con motivo de armonizar todos los pasos existentes. Actualmente este paso desfila en la procesión, sobre ruedas, acompañado de dos turnos de ocho hermanos/as por riguroso orden de antigüedad, portando el relevo un banderín al igual que los demás pasos de la Cofradía, portado por 10 hermanos.

Verónica: Es una de las imágenes más antiguas de la cofradía que llegó a Daimiel para la Semana Santa de 1942, obra realizada por Don Francisco de Pablo en tamaño natural siendo talla completa y policromada. En 1976 son sustituidas las andas en las que desfilaba por las antiguas de Nuestro Titular que eran obra de Don Jerónimo Lerga, dichas andas han venido desfilando hasta el año1995 ya que en el año 1996 se adquieren unas andas en talla de madera para la Verónica, uniformando definitivamente todos los pasos de la cofradía. Estas andas son obra de Don Suso Dorrego, presenta ocho sobrerrelieves tallados en madera de nogal representando pasajes de los evangelios, sustentando la peana donde se asienta la imagen cuatro hornacinas con los evangelistas, portado sobre el hombro de 16 hermanos.

Nuestro Padre Jesús Nazareno: La imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, junto con la Virgen de las Cruces Patrona de Daimiel, constituyen las dos imágenes a las que el pueblo le tiene más devoción. Nuestro Padre Jesús Nazareno es el titular de la Cofradía y se desconoce la fecha de realización así como el autor que lo talló. La imagen es en talla de madera policromada y representa a Jesús caído y cargado con la cruz. De la imagen original se conserva la cabeza, ya que el resto fue destruida durante la Guerra Civil, en el año 1940. y tras la reorganización de la Cofradía Don Federico Coullaut Valera, fue el escultor que restauró la imagen de Jesús. Hasta el año 1991, no se vuelve a restaurar la talla de Jesús Nazareno, siendo en esta ocasión Don Luis Priego Priego, Catedrático de restauración en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. El trono sobre el que desfila la mañana del Viernes Santo constituye una magnifica obra de arte de Don Faustino Sanz Herranz, realizado en maderas finas de la Guinea Española: eleón, agke, samanguila, embero y haya estufada. Está formado por bajorrelieves que representan pasajes de la vida de Jesús tallados todos en madera de nogal sobre macizo y sin piezas postizas, separando cada bajorrelieve se sitúan pilastras decorativas con elementos frutales y hojas en madera de nogal, en las cuatro esquinas del trono aparecen cuatro ángeles en actitud orante junto con los cuatro Evangelistas, portado sobre el hombro de 44 hermanos.

Virgen del Primer Dolor: Tras la reorganización de la Cofradía y después de la restauración de Jesús Nazareno, en 1941 se adquiere la imagen de la Virgen obra de Don José Rabasa Pérez. En 1989 se restaura la imagen de la Virgen, no resultando ésta satisfactoria, se encarga la actual imagen de la Virgen del Primer Dolor obra de Don Luis Álvarez Duarte en 1990, talla realizada en madera de caoba y el resto en cedro del Canadá. La actual imagen fue bendecida por nuestro paisano y sacerdote Don Joaquín Moreno-Chocano Simal, durante el Septenario del año 1990. Hasta el año 1969 la Virgen desfiló en las antiguas andas de Jesús realizadas por Don Jerónimo Lerga. El actual trono de la Virgen es de características similares al de Nuestro Padre Jesús Nazareno, también realizado por Don Faustino Sanz Herranz en el año 1976. Todos los bajorrelieves del trono realizados en madera de nogal, representan pasajes de la vida de la Virgen, a los dos lados de la Virgen se sitúan dos ángeles también en talla y madera de nogal, portado sobre el hombro de 32 hermanos.

Bordados y atributos de la cofradía:

Los relevos los pasos portan al igual que los demás un banderín, realizado en terciopelo morado y bordado en hilo de oro una corona de espinas con la inscripción en su interior de JHS. Son en total 32 banderines confeccionados por la Casa Sobrinos de Pérez en Madrid en 1992.

El Senatus: Es un estandarte de forma rectangular en donde se ha bordado SPQR, es un estandarte romano, coronado por un águila imperial con las alas abiertas, símbolo del imperio Romano, como recordatorio de la sentencia de Cristo. El actual Senatus es de 1977 realizado por las carmelitas descalzas.

Estandarte: Delante de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, desfila el Estandarte, siendo éste el símbolo más representativo de la Cofradía, de ahí que ocupe un lugar privilegiado, es portado por el hermano que el próximo año será hermano mayor, confeccionada por las RR.MM. Carmelitas Descalzas, bordado en hilo de otro sobre terciopelo morado en el año 1952. En él figura la cruz como símbolo central, representando la Pasión de Jesús. En el crucero aparece el paño de la Verónica y cinco ángeles que acompañan la imagen como símbolo de la naturaleza divina de Jesús.

 Manto y vestido de la virgen del primer dolor: El manto actual es bordado en hilo de oro por la Carme­litas, de terciopelo azul, sale por primera vez en 1967, con decoraciones florales. El vestido es rojo realizado por las carmelitas en 1942,decorado con lirios (símbolo de pureza). la corona se estrena en 1991 de plata, dorada en oro completada con Perlas y circonitas. El manto está bordado con elementos tales como cuernos de la abundancia, el Águila de San Juan, el corazón de María atravesado con una espada y coronado por el anagrama de mariano encerrado en una orla. El vestido que lleva en la actualidad en la procesión del Viernes Santo, también es obra de las RR. MM. Carmelitas descalzas siendo realizado en el año 1942, bordado en oro sobre terciopelo rojo.

Túnica de Nuestro Padre Jesús Nazareno anterior al año 2013: Confeccionada por las monjas carmelitas, bordado en terciopelo morado con hilos de oro, con diversos motivos; dos ángeles sostienen el palio donde ha quedado reflejado el rostro de Jesús; a los pies de la túnica salen destellos de luz en forma de cruz, que se desprenden de un tondo donde se encuentra el anagrama JHS flanqueado por dos ángeles; la túnica en su parte delantera lleva bordado un corazón, del que emanan alguna gota de sangre.

Túnica de Ntro. Padre Jesús Nazareno: Las medidas de la actual Tunica son exactamente iguales a la de la Túnica anterior (190 x 240 centímetros). Se trata de una obra realizada por el bordador sevillano Francisco Carrera. Para su elaboración se ha utilizado terciopelo de algodón morado con hilo de oro, ambos de primera calidad y todas las técnicas posibles para el bordado en oro al realce. Esto hace que “nos encontremos ante una pieza artística con gran personalidad y un valor añadido”. Asimismo se han utilizado diferentes puntos como puntita simple y triple, setillo y setillo combinado con hojill, empedrado, media onda simple y encontrada, a la pluma y pespuntes. También se han usado materiales, moteos y torzales de diferentes calibres, mate brillo, hojilla y hojilla rizada, canutillo inglés y técnica de cartulina de diferentes materiales, muestra armada, hojilla brunida y al ziczac. Para su confección se han empleado tejidos en combinado de oro y seda y bordado en seda pisada. Los bordados están situados en cuello, mangas, parte delantera y parte trasera. Igualmente los trabajos más destacados como cruz, sudario y ángeles coinciden con las zonas donde la actitud de caída de Nuestro Padre Jesús Nazareno permite dar importancia a las labores de bordado. El cuello y la parte baja están rematados con un bordado en forma de corona de espinas. Los motivos de pasión: clavos, paño de Verónica, columna, flagelos…junto con toda una serie de representaciones vegetales y flores de clara simbología pasional como lirios y rosas relacionan esta pieza artística con a iconografía para la que está realizada.

PalioClick to enlarge image bordado02.jpgDetrás de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno y llevado por ocho hermanos que completan el relevo, desfila el Palio, verdadera obra de arte realizado en terciopelo morado, con bordados en hilo de oro confeccionado en el año 1951 por las RR. MM. Carmelitas Descalzas. Está compuesto de dos frontales y dos laterales, cuyas imágenes predominantes son las figuras que acompañan al Hijo del Hombre, de ahí que entre sus manos porten el JHS, junto a ellos figuran números motivos bordados en oro que engrandecen la obra.

Asistencia social: Realizan todos los años el Torneo solidario de fútbol sala. Organizado por la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y con la participación de todas las cofradías de Daimiel; y Colaboran con la Cruz Roja en la Recogida de Juguetes. Consideramos importante, seguir apoyando el área de caridad, plasmándose ya sea en proyectos misioneros o ayudando a nuestros paisanos, pues como dice nuestro obispo “Los hermanos cofrades tenemos que ser más solidarios que solitarios”, por Andrés Márquez Reguillos anterior presidente de la Cofradía.

Además  de colaborar con cuantas iniciativas parroquiales e interparroquiales se celebran en la localidad y participo en la construcción del Centro de Pastoral Josefinas de Daimiel y en cuantas obras y acciones es solicitada su ayuda.

Historia:  Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno: Es a finales del siglo dieciséis cuando, al parecer la cofradía de Nuestro Padre Jesús de Nazareno se funda, en torno al gremio de los labradores en la ermita de Santa Quiteria. Mas concretamente, constan referencias de la existencia en el Archivo Diocesano de Toledo, de documentación relativa a esta cofradía del año 1598 (citado en las primeras referencias documentales sobre las cofradías de Daimiel), que arrojarían algo de luz sobre esto, aunque no es posible su localización en el citado archivo, por lo que no podemos asegurar que su fundación se realice en esta fecha. Lo que si es cierto es que tuvo ordenanzas aprobadas en 1622, tal y como se recoge en transcripción de su ordenanzas de 1766, en las que se hace mención a ellas.

En 1712 la techumbre de la ermita de Santa quiteria se viene abajo y 1713 se encarga al presbítero D. Juan Valdelomar el cuidado de la misma y, mediante limosnas y soldadescas, el reconstruirla, esto no puedo conseguirse y es entonces cuando la imagen de Jesús Nazareno se traslada a la ermita de la Paz, adosada al convento de las Madres Carmelitas descalzas.

Nuevos datos aparecen en el Catastro de Ensenada, realizado en el año 1752, donde se hace relación de los bienes que la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno poseía. Otra referencia documental hacia esta cofradía se produce en el censo del Conde de Aranda (1770), por el que se encarga a Don Pascual Muñoz,  por las directrices eclesiásticas, un detallado informe de todas las cofradías y hermandades de la entonces villa de Daimiel para comprobar su utilidad, y si cabe, que prosigan o en su defecto proceder a su disolución. En el se hace mención a las ordenanzas aprobadas en 1766, el gasto que tiene, y el viernes santo por la mañana como momento de procesión.

En 1766 redacta nuevas ordenanzas, por las que se establece que los hermanos salgan con un cordón al cuello , una corona de espinas sobre el capillo y que lleven una cruz a cuestas. En ellas también se hace referencia a que las primeras túnicas eran de golilla pasando mas tarde a ser de tunicela. Nuevamente la falta de datos hace que hasta el año 1940 no se sepa apenas nada de la cofradía.

Es a partir del 1 de Enero de 1940, y una vez reorganizada la misma después del periodo de la guerra civil, cuando empezamos a tener datos concretos de la hermandad. Desde entonces, ha ido creciendo hasta convertirse en la cofradía con mayor numero de hermanos llegando a superar los cinco mil, siendo la cofradía que cuenta con mayor numero de pasos de la Semana Santa de Daimiel.

Como curiosidad cabe citar que en el año 1998 se nombró al Rey Felipe sexto Hermano Mayor Honorario con motivo de la celebración del Cuarto Centenario . Sus últimas ordenanzas datan de 2002, aunque actualmente y debido al estatuto marco aprobado por el obispado se está llevando a cabo una nueva actualización de éstas con el fin de adaptarse a este nuevo reglamento.