FORMACIÓN RELIGIOSA

Evangelio de hoy

 Jueves Santo (Misa vespertina de la Cena del Señor)

Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Durante la cena, cuando ya el diablo había puesto en el corazón a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle, sabiendo que el Padre le había puesto todo en sus manos y que había salido de Dios y a Dios volvía, se levanta de la mesa, se quita sus vestidos y, tomando una toalla, se la ciñó. Luego echa agua en un lebrillo y se puso a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla con que estaba ceñido. Llega a Simón Pedro; éste le dice: «Señor, ¿tú lavarme a mí los pies?». Jesús le respondió: «Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora: lo comprenderás más tarde». Le dice Pedro: «No me lavarás los pies jamás». Jesús le respondió: «Si no te lavo, no tienes parte conmigo». Le dice Simón Pedro: «Señor, no sólo los pies, sino hasta las manos y la cabeza». […] (Jn 13,1-15)

Santoral

San Hermenegildo (también san Martín)

Hermenegildo fue educado por su padre Leovigildo en la herejía arriana. En cambio, se casó con una católica que, con su ejemplo y oraciones, le convirtieron. Al enterarse su padre se enfureció, lo desheredó y tomó como prisioneros a su esposa y a su hijo. Hicieron las paces un año después. En Tarragona lo encarcelaron acusado de herejía. El mártir se negó recibir la comunión de manos de un obispo arriano y su padre lo mandó matar. Hermenegildo recibió la noticia con resignación y murió de un solo golpe de mazo.

Anuncios